domingo, 27 de noviembre de 2011

BREAKING DAWN: 3.5 DE 5

Muchos críticos alaban y otros destrozan las pelis de la Saga, pero aquí hay una que es parcial y dice q esta buena... a pesar de lo rara que es la historia ja!

Se las dejo ;)





Título: Crepúsculo Saga: Amanecer – Parte 1
Director: Bill Condon
Reparto: Kristen Stewart, Robert Pattinson, Taylor Lautner, Peter Facinelli, Ashley Greene, Kellan Lutz, Jackson Rathbone, Elizabeth Reaser, Nikki Reed, Billy Burke y Rami Malek.
Calificación: 3.5 de 5 Estrellas

NOTA de la Fuente: Antes que les de un ataque al miocardio a los haters y una nube de esperanza a los fans, queremos comentar que la crítica es completamente objetiva y que no esta basada ni en películas anteriores, ni mucho menos en el libro como tal. Este sitio es imparcial ante cualquiera de los dos bandos y estamos basandonos en lo que vimos, NO en lo que se polemizó.


El fenómeno “Crepúsculo” se ha perfilado como una de las temáticas más polémicas en los últimos años, que después del estreno de la primera parte por allá en el 2008 se hiciese de numerosos fans y a la vez de muchos haters acusando a la cinta de “melosa“, “sin sentido” y de una temática absurda que simplemente sirve para chicas (siendo éste el nicho principal al que va dirigida). Hasta el momento la mayoría podría seguir perfilándose ante esta situación, sin embargo después de ver “Crepúsculo Saga: Amanecer – Parte 1” podrían cambiar de opinión radicalmente.

Comenzaremos mencionando que la historia además de presentarnos la boda como se mostraba en el tráiler, nos da giros de 360º que nos hace mantener los pies bien puestos en el piso para ser testigos de lo que esta sucediendo; nos situamos ante el evento del año, la boda de Isabella Swan y Edward Cullen cuyos lazos se verán conflictuados a lo largo del film después de uno de los sucesos más inesperados, la llegada de un bebé vampiro.

Cabría decir que la actuación de Kristen Stewart es simplemente perfecta, finalmente la actriz de 21 años deja de ser aquella joven desorientada de los primeros filmes, para evolucionar a una mujer segura de sus decisiones y protectora de su más grande anhelo, y no, no es el amor de su querido “chupasangre“, si no de un ser que yace dentro de ella y que le esta causando la más grande felicidad, pero también un doloroso destino. Nada nuevo en el aspecto de Robert Pattinson y Taylor Lautner, aunque hay más interacción entre estos dos, finalmente su actuación pasa desapercibida y se enfoca (como debe de ser) en la bella protagonista. La participación de Ashley Green, Elizabeth Reaser y Nikki Reed se convierte en pieza fundamental para sustentar el peso que lleva la historia.

Las secuencias iniciales funcionan, sin embargo bien pudieron ser acortadas para brindar más acción al espectador desde un comienzo, incluso varios que no están acostumbrados al género las sentirán melosa, muy romántica y todo muy al estilo de Crepúsculo. Se dejan eslabones al aire que no terminan de cumplir, cabe mencionar que no hay un villano como tal, o al menos no se identifica claramente. Los efectos por primera vez (he de decir) cumplen de manera excelsa: las transformaciones licántropas, el maquillaje vampírico e incluso la transición de Bella a una embarazada en peligro, es exquisita. A mediados del film, las cosas se comienzan a intensificar y finalmente la acción se hace notar. Me gustaría mencionar que Lautner (gracias Bill Condon por escuchar las suplicas) no se quita la camisa cada 5 minutos, lo que se agradece. Todo se ve mezclado en un embudo cuya cúspide nos indica el fatal destino de Bella y la poca probabilidad de que aquel ser que crece a pasos agigantados dentro de ella, nazca.

Alice no puede ver más el futuro de su amiga, Edward parece abandonar lo que más ama por medio a perderla, Jacob se revela ante su familia cuya misión es impedir que el bebé nazca, Bella debe permanecer fuerte y luchar. Una gran batalla se desboca y finalmente el clímax de la historia toma el control para que el espectador se sorprenda ante las interesantes secuencias y nos deje con un muy buen sabor de boca.

La fotografía es digna de alabarse, el BSO pudo haber sido mejor elegido, sin embargo va de acuerdo a las transiciones de todo el film. Bill Condon ha dejado a los fans (y los que no lo son) ganas de querer ver la segunda parte donde se revelará por fin el destino final de todo el clan vampírico. Sí vale la pena pagar un boleto para verla comodamente, tal vez corrimos con la suerte de que en esta ocasión no había niñas gritando cada que salía un protagonista, ademas de que la cinta esta vez, no se presta para ello


Yo concuerdo! Aunque a mi me gustó más el look de algunos en otras pelis, aunque por ejemplo Rose y Esme mejoraron, pero Alice se veía mejor en New Moon, Carlisle en Twilight y Jasper en Eclipse ja!

No hay comentarios:

Template by:
Free Blog Templates