martes, 19 de junio de 2012

HISTORIAS, MITOS Y LEYENDAS

Cerrando el lunesito, les dejo el 3° Capítulo de la genial historia de nuestra amiga GATO CULLEN, "RECUERDO DE TI".

Recuerden que les dejo la primera parte y el próximo lunes la conclusión del capítulo, digo para mantener el suspenso ¡¡jaja!!

DISFRUTEN.





CAPÍTULO 3

Eres tan hermosa y perfecta, me encantas, Bella

Tu también en encantas, Edward, me gustas mucho.

Esos momentos, esas palabras... ¡Dios! no la podía olvidar, quería hacerme a la idea de que la podía sacar de mi mente, pero no podía, a cada instante pensaba más y más en ella, la adoraba, la idolatraba, la amaba, era mi todo... ¿como en tan poco tiempo podía llegara a ser tan dependiente de ella... ¿cómo?.

Mi cuerpo la necesitaba, la pedía a gritos, mi pecho necesitaba su calor y su aroma me hacía sentir el hombre más afortunado, saber que ella era la perfección y no saber si ella se acordaría de mí…

¡Oh, Bella!, ¿cuándo estarás conmigo? ¿Cuándo te volveré a encontrar, a volver a sentirte, que seas mía de nuevo...? ¡Te necesito, carajo! grité desesperadamente. Tenía los sentimientos a flor de piel, no pude más y lloré sin importarme que me oyeran Emmett y Jasper; lloré hasta quedarme dormido.

Al día siguiente me despertó la alarma del reloj, eran las 7:15. En ese momento recordé que tenía que ir al aeropuerto a recoger a mi padre, que iba a dar una conferencia en la universidad. Me levanté rápidamente, me bañé y corrí al aeropuerto después de vestirme y desayunar lo primero que encontré en la nevera. Llegué diez minutos antes de que llegara bueno por lo menos fue antes de que llegara, estaba seguro que llegaría después iba por el pasillo hacia la puerta donde mi padre llegaría cuando escuché su nombre.

¡Bella!

Me quedé paralizado y volteé hacia donde oí el grito, no veía nada ya estoy delirando, pensé , pero volví a escuchar

¡Bella!

Cuando volteé me encontré con sus hermosos ojos chocolate, ya no sabía si era mi imaginación o si era verdad que la vi. Parpadeé varias veces y me di cuenta de que ya caminaba hacia donde la había visto, pero llegó una mujer de cabellos negros rebeldes, con puntas que apuntaban a todos lados, y la jaló con fuerza. Ella volteó hacia la mujer y se fue corriendo con ella. Yo… yo me quedé ahí, paralizado sin saber qué hacer hasta que escuché otra voz conocida, una que me llamaba.

Edward me tocaron el hombro, me volteé y era mi padre el que me llamaba. Lo vi, todavía sin saber que hacer; volví a voltear hacia donde la había visto... no sabía si la había visto de verdad o eran cosas mías, que ya era tanta mi urgencia de verla que me la imaginaba en todas partes.

¿Edward, estás bien? ¿Qué te pasa, hijo?

N-nada, creí ver a alguien, pero... ya no importa le sonreí, pero sabía que la sonrisa no me llegó a los ojos . Qué bueno tenerte aquí, padre. ¿Nos vamos?

Si, claro. Vamos, hijo.

Caminamos hacia la salida y volví a voltear atrás, ¿sería verdad lo que vi o fue solo mi imaginación?

Cuando llegamos al apartamento, mi padre ocupó la habitación que le había ofrecido, yo estaba demasiado cansado, abrumado y en shock por lo que acababa de pasar.

Dejé que mi padre desempacara y me fui a mi habitación, me acosté y me puse a pensar en todo lo que había pasado cuando la vi. Mi ángel, de pie junto a esa cama llena de pétalos, me estaba esperando y justo cuando llegaba a ella se alejaba de mi «¿Porque te alejas, amor?», le gritaba y ella solo me miraba y sonreía. En su mirada había algo que me hacía sentir extraño, pero no sabía que era... en ese momento Emmett me despertó y yo grité desesperado por desear que nunca terminara ese hermoso sueño.

¿Qué te pasa, hermano? Parece como si hubieras visto un fantasma.

No es nada, Emmett, solo un sueño... un hermoso sueño susurré lo último.

Si, como digas, Edward... Me parece que cada vez estas más loco, necesitas ir a un psicólogo, … lo dijo en un tono serio , pero siendo tu encogió los hombros ya no tienes remedio soltó una carcajada al decir eso, lo fulminé con la mirada y le aventé una almohada que atrapó con facilidad.

Vamos, hombre, tu padre te espera en el vestíbulo para que se vayan a la universidad.

¡Mi padre! me había olvidado por completo de él, con todo lo que tenía en la cabeza no pensaba en otra cosa que no fuera ella . Si, ya voy para allá, solo dile que me de unos minutos... ¿por cierto qué hora es?

Es la 1:30

¡¿Qué?! ¿Tan tarde es? ¿Tanto dormí?

Así es... ¿qué es lo que te pasa, amigo? Andas muy raro desde ayer.

No es nada traté de sonreír . No te preocupes

Ok... te esperamos entonces que fácil era convencer a Emmett, nada parecía importunarlo.

Me cambié y me fui con mi padre a la universidad, por suerte todo salió de las mil maravillas, a todos les encantó la conferencia que él dio y le pidieron más fechas y esto hizo que mi padre cambiara sus planes y que se quedara más tiempo. Después de eso nos regresemos al departamento.

Todo el día estuve pensando en ella, ¿será que solo era una alucinación o en verdad necesitaba de ella?, mi padre notó que estaba muy distraído.

¿Edward? ¿No me oíste?, tu madre te extraña pide que le llames por teléfono por que la tienes abandonada me dijo algo serio.

Lo hare más tarde ahora tengo que hacer algo importante.

¿Más importante que hablarle a tu madre?

¡Sí! le grité, pero me sentí mal al instante y me disculpé lo siento es que tengo mil cosas en la cabeza, al rato le hablo, te lo prometo.

Estaba desesperado y decidí salir a tomar aire, ya no soportaba ver en mi cabeza aquellos ojos achocolatados que me hacían prisionero de ella. El aire me ayudó un poco, me tranquilicé y me estaba relajando, imaginaba a ella aquí a mi lado, los dos tomados de las manos caminando y platicando sobre lo mucho que la amaba, le decía cosas al oído, ella solo se sonrojaba y sonreía... ¡ay como amaba a esta hermosa mujer!, la miré a los ojos y le di un dulce beso en los labios...

Una sonrisa se formó en mi boca y me di cuenta que ya estaba lejos de mi departamento y decidí regresar.



¿Pero por qué Bella no fue y le dijo algo? No creo se la haya imaginado... ¡Ay Bella, nos haces sufrir!

Template by:
Free Blog Templates