jueves, 29 de abril de 2010

MAS HISTORIAS, MITOS Y LEYENDAS!!!

Y otra vez... :S

Ayer andaba super ocupada y no terminaba una tooooonta tarea, entonces me dije "Parate en la madrugada y dejales a los Twilighters su historia de hoy"... pero como abran podido ver eso de dormir muy poco y levantarse temprano... y luego querer pararse más temprano... no se me da :S. Así que lo siento MUCHO Twilighters, pero aquí les dejo la historia.

Normalmente los Miércoles corresponde la historia a El Inicio de la Eternidad de nuestra amiga Angel Azul.

Sabemos que la historia no ha terminado aún, pero debemos esperar un poco en lo que le llega la inspiración a nuestra amiga.

Así que para no dejarles sin historia este día, tendremos una nueva.

Se llama UN ANGEL ANTICIPADO y ha sido escrita por Miny B.B

Chequenla!! ;)


UN ANGEL ANTICIPADO

La película era un asco. Los protagonistas estaban por comenzar sus facetas de amor y yo no quería verlos haciendo cochinadas. Le cambié y me encontré una película de vampiros, me gusto mucho la trama. Él era un vampiro, ella una humana, ambos se habían enamorado pero no podían estar juntos. Eso me hizo meditar.

***

La vida era una porquería. Eso yo lo sabía. Era un día más en la rutina, sin nada maravilloso que ofrecer; puedes realmente querer no ser un humano común y corriente… pues aunque no lo crean, yo lo deseaba.

Para mí, el mundo, y en sí, la vida, no tenían sentido; y hablo en tiempo pasado, porque todo cambio, porque si me preguntaras ahora que pienso de la vida, diría que es lo más asombroso que puede existir.

Pero basta de darle más rodeos a esta historia. Todo comenzó la mañana de un lunes, en el cual me dirigía a la escuela; mamá realmente preocupada me dijo:
-Orestes, hijo, quisiera platicar contigo-
-¿De qué, mamá?- dije casi sin aliento, pues aunque mi madre era uno de los seres que yo mas quería, a veces ella solía ser muy absurda.
-Pues… es que... te veo muy triste, apagado, desanimado,….estos últimos días… ¿Seguro te encuentras bien?

-Si mamá, no tienes de que preocuparte- En realidad no, en realidad yo era el extrañado por que, una de dos, o mi madre era ciega, o hasta apenas había tenido el valor de decírmelo; yo toda mi vida había estado desanimado.

Salí del lugar y me encontré con Lizzie, mi vecina, la segunda persona que mas estimaba, pero no crean que de forma romántica, como a un chico le gusta una chica. No. Yo la quería como un hermano adora a su hermanita, y como no quererla, ella era dulce, bondadosa, soñadora… igual que mi madre.

Nos encaminamos a la escuela, otro tormento mas de mi existencia; una institución llena de seres hipócritas que no sabían lo que querían, o al menos eso decía yo, la verdad, nunca me había tomado la molestia de conocerlos; era casi un milagro que yo tuviera amigos, y digo amigos, si es que a dos chicos promedio, de estatura simple, granos en la cara y muchos complejos, se le podían llamar amigos. Lizzie, mi vecina y Elliot, mi mejor amigo desde el kínder, ellos eran los únicos con los que me sentía a gusto, no me gustaba relacionarme con nadie más, ¿Por qué?, simple, yo era un lunático que creía que la vida no valía nada ¿lo recuerdan?; crear lazos afectivos con otras personas, o incluso, relacionarme con una chica, era un golpe bajo para mi autoestima… mi orgullo.

Lizzie, con todas las intensiones de conversar y de despejarnos un poco a Elliot y a mí, comenzó a platicar, o mejor dicho, a chismosear:
-¿Sabían que corrieron al profesor Demetrio?
-El de literatura, ¿no?- dijo Elliot
-Si ese- dijo Liz con entusiasmo
-Ya lo sabíamos, Liz, la próxima vez trata de sorprendernos con un nuevo chisme- dije de manera cortante, yo era así, siempre
-¿Me dejaran terminar?- dijo con impaciencia y siguió- al parecer un nuevo profesor llega de la ciudad, y no llega solo, que es lo mejor; los rumores dicen que llega con sus 2 hijos, que son como de nuestra edad. ¡Eso no es fantástico!-
-Oh, sí, me muero por que lleguen- dije con sarcasmo y ella divertida y molesta me contraataco diciendo:
-Amargado-

Y junto con Elliot se echaron a reír, uniéndose al coro de gritos y risas del campus…. De repente todos se silenciaron, era como si la máxima autoridad pasara en ese momento y hubiera que guardar silencio, si no te tocaba la pena de muerte.

Ignore el silencio y me concentre en hacer la tarea que tuviese atrasada; me molestaba el aire de vanidad que estaba surgiendo justo en el momento en el que un desconocido bajo de una limosina. Pero si el aire de vanidad me desagrado, los suspiros que comenzaron a surgir cuando la segunda persona bajo del auto, me enfurecieron; cómo era posible que ante 2 personas comunes y corrientes, estos estudiantes bajaran la guardia…claro, eran humanos, patéticos y simples, que siempre se dejaban guiar por sus pasiones, como me avergonzaba ser uno de ellos, como deseaba hallar al ser perfecto; me imaginaba hallándolo y, por supuesto, siguiendo su ejemplo, yo quería hallarlo para ser como él, no para adorarlo, venerarlo o amarlo. No. El amor era insulso, una pérdida de tiempo, una pérdida de racionalidad; aquellos que se dejaban enamorar, eran imbéciles sin cerebro. Pero mis pensamientos fueron interrumpidos por otra serie de suspiros, que provoco la tercera persona que llegó; esa si fue la gota que derramo el vaso, furioso levante el rostro para dedicarle una mirada de odio a ese ser, pero entonces…

…. Entonces la mire; oh por Dios, era la alucinación más hermosa que había visto en mi vida, yo mismo quede boquiabierto al mirarla; ahora veía como un insulto los suspiros, este ser merecía más que suspiros, merecía alabanzas; era una criatura divina, hermosa,… no había palabras que le hicieran justicia…una diosa… ella no debía ser humana, no podía ser humana. Tenía un cabello ondulado y fino, como hilos de seda, que le caía graciosamente por la espalda, una tez pálida y blanca, como la mismísima Blanca Nieves, que se quedaba corta ante la belleza de esta chica; pero lo más impresionante y hermoso de ella, eran sus ojos, benditos ojos, ojala nunca los hubiera visto, pues ahora podía rendirme a sus pies y negar todo lo que había dicho con anterioridad. Sí. Podía hacer tal cosa, porque la llama del amor se encendió en mi, ahora yo era el imbécil sin cerebro, y le hubiera dado el cerebro, el corazón y mas a esa chica, que ahora, de forma sorprendente, me daba una pedrada y abofeteaba mis principios; ahora sí, la vida tenía un sentido, ahora el mundo giraba en torno a una sola persona: a ella.


Twilighters!!!

No olviden que esta será nuestra historia de los Miércoles!!!!

Más Historias, Mitos y Leyendas, aquí en su blog favorito!!!! ;)

2 comentarios:

gaby dijo...

esta padre, me encanto

haruvii dijo...

no ma q persona tan pesimista jeje se parece a mi jejej bueno la historia me gusta jejje bueno me voi biie!*

Template by:
Free Blog Templates